El Som Riscado llena Loulé de propuestas innovadoras

El Som Riscado llena Loulé de propuestas innovadoras

Un centenar de músicos y autores, 300 niños y sus padres han disfrutado del Festival de Música e Imagen

No todos los días encontramos figuras como Tiago Pereira en la pausa de la mañana, en el emblemático Café Calcinha. Los músicos de calibre internacional que hablan en un bar informal como fue el caso de Rodrigo Leão, o, incluso, programas únicos y de improvisación, nunca antes estrenados en Portugal, en el escenario del Cine-Teatro Louletano, como ocurrió con João Paulo Esteves da Silva Trio.

¿Y qué decir del enfoque tan experimental en torno al arte del sonido de las cataplanas con mEEkAlnUt, los Caldereros de Loulé y el chef del restaurante Tertulia Algarvia? Explorando el proceso de confección y simulando así la oficina y la cocina, mEEkAlnUt (el productor musical Miguel Neto) recorrió creativamente la tecnología para que los sonidos cobrasen vida y pudieran expandirse, multiplicarse… Se quedaron en la memoria auditiva y visual de los espetadores los golpes en el cobre, el aceite del refrito y las almejas ruidosas abriéndose por la acción del calor.

De todas estas experiencias (y muchas, muchas otras) se hizo otra edición del Som Riscado – el Festival de Música e Imagen de Loulé.

Cinco días, cinco conciertos visuales, en realidad, espectáculos donde la música y la imagen dialogaron de la forma más creativa posible. A veces inusitada, a veces sólo inesperada, quizá algunas veces propuesta, pero nunca obvia o previsible.

¡Diría que éste fue, en parte, el festival del espanto! Por rayar el sonido, sí, pero también por arriesgar y con nuevos enfoques en torno a las artes visuales: diseño, fotografía, cine, arte digital, diseño.

 

Enseñar, aprender y reflexionar con todos los sentidos

Y si un atlas es un mapa del mundo y si utópico es sinónimo de algo que queremos mucho, ¿qué pensar del taller frecuentado, durante la semana, por cerca de 300 niños del municipio, que se han encontrado, nada más y nada menos, que con un Atlas de Instrumentos Utópicos? ¡Eso mismo! Cepillos de pila, fregaderos de cocina, palillos, piedras, peines y, todos ellos, para producir un sonido, no raras veces inaudible. Para escucharlo convocaron muchas veces el silencio y, ahí, surgió. En cuanto a la visión, a la audición, al olfato, al tacto, todos pudieron ver, oír, oler y tocar los sonidos que la asociación portuense Sonoscopia preparó en una sorprendente instalación interactiva abierta al público en el Convento do Espírito Santo.

Utópicos fueron también los instrumentos construidos con globos, el domingo, también por sugerencia de Sonoscopia. Padres e hijos, amigos, louletanos y visitantes, todos respondieron al llamamiento y fue posible, a partir del uso de globos, pero también de rollos de cartón, elásticos, cinta adhesiva coloreada, mangueras y tapones de corcho, construir tantos instrumentos de viento y percusión como son necesarios para montar una verdadera orquesta.

No muy lejos, esta vez en la CECAL / Casa da Cultura de Loulé, también a través de la unión del sonido y de la imagen, tanto los niños como los adultos disfrutaron de otros viajes. El suspense era grande: entrar en una habitación con puertas y ventanas cerradas, toda oscura. En el centro, una estructura que los envolvía y, a partir del momento en que el espectador (aquí en un papel también bastante activo) tomaba el “mando de las operaciones”, o sea, a partir del momento en que accionaba el joystick situado en el centro de la sala, los proyectores emanan luz y las columnas (ocultas) emitían sonido, envolviéndolos en una atmósfera única, misteriosa e inusual – la atmósfera de “Non Human Device # 4”, ideada por Boris Chimp 504.

Una ciudad a la escucha de todos los sonidos

Loulé fue, de hecho, la anfitriona de todos estos autores, participantes, artistas, público curioso, activo y emancipado. El Cine-Teatro Louletano fue el epicentro de la fiesta, el lugar de los conciertos visuales de la Nova Orquestra Futurista de Oporto, de Rodrigo Leão y el espectáculo titulado “Los Portugueses”, de João Paulo Esteves da Silva Trio con improvisaciones sobre fotografías de Bernardo Sassetti y de los Triktopus (João Frade, Marco Santos y Diogo Duque) que cierran la tercera edición.

Loulé y el Som Riscado acogieron a cerca de cien músicos y autores, tres centenares de niños y, además, un centenar de bebés y sus padres en la que se conoció como una iniciativa inédita y muy elogiada: el concierto de música electrónica para bebés que tuvo lugar en la Escuela Secundaria de Loulé, dinamizado por el profesor Paulo Lameiro y su prestigiosa Compañía Musicalmente, y que contó con una invitada muy especial: SURMA.

Por último, el componente formativo, una de las grandes apuestas de la programación de este festival, estuvo asegurado, junto con el componente reflexivo, para la realización de discusiones informales y debates temáticos bastante participativos con Rodrigo Leão, con la realizadora de la serie “Portugal un retrato social” de Joana Pontes, con Henrique Fernandes del proyecto “Phonambient”, con Carlos Norton del proyecto “Archivo Sonoro Paisajístico del Algarve”, con Miriam Tavares y João Paulo Esteves da Silva, entre muchos otros. Acabada esta edición, 2019 contará con un nuevo y renovado Som Riscado.

Categories: Actualidad

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*