Loulé despide el verano con la Noche Blanca

Loulé despide el verano con la Noche Blanca

Más de 80.000 personas asisten a este evento, con más de 200 performers y alrededor de 40 espectáculos musicales por las calles

Una verdadera multitud ha estado presente en Loulé para participar en la fiesta oficial de despedida de la animación de verano en la región: Noche Blanca Loulé – Algarve. En respuesta al reto lanzado por el Ayuntamiento de Loulé, se estima que más de 80.000 personas se vistieron de blanco, se dirigieron a la ciudad para celebrar la época estival y se sorprendieron con propuestas originales que involucraron al público, proporcionando momentos de pura relajación para aquellos que se encuentra de vacaciones pero también para todos los residentes, del barlovento al sotavento algarvio.

Más de 200 performers y 40 espectáculos musicales estuvieron en cada avenida, calle o plaza del centro urbano para transmitir el espíritu de este evento pionero en el país y que, a lo largo de los años, ha sido replicado en otras ciudades.

Con una ciudad repleta de personas y un público fuertemente participativo e involucrado en todas las iniciativas, varios fueron los puntos de animación que destacaron. Pero la actuación de The Gift constituyó, sin duda, uno de los mejores momentos de la fiesta que cubrió Loulé de blanco. Entre el Largo do Monumento Engº Duarte Pacheco y el Largo Gago Coutinho, una platea inmensa asistió “en vivo y en blanco” a la voz y presencia en el escenario de Sonia Tavares, vestida de negro, contrastando con el tono predominante de la noche. ‘Gaivota’, del proyecto Amália Hoje, ‘Fácil de Entender’ o algunos temas del nuevo trabajo de la banda de Alcobaça resonaron en el mismo escenario donde, una hora antes, la algarvia Viviane tuvo una invitada muy especial a su lado: Simone de Oliveira, con una interpretación a dos voces de la emblemática ‘Desfolhada’. Al cierre del escenario, los sonidos electrónicos actuales de los Karetus terminaron la fiesta.

Pero por toda la ciudad la música fue una constante, de los ritmos más chill out como fue el caso de la Orquesta de Jazz del Algarve o del proyecto A-Mar, al Hip-Hop de Valas y de los MGDRV, al rock de la Rockestra que trajo a Loulé algunos clásicos del séptimo arte, y mucha música electrónica con los DJs que invitaron al público a participar en una discoteca improvisada en medio de la calle.

En términos de animación, la fantasía salió a la calle con performances verdaderamente mágicas, en una noche en que la imaginación no tuvo límites. Colgando en un globo gigante, un bailarín/trapecista dio el mote para el inicio de la Noche Blanca, al mismo tiempo que tenía lugar una salida de palomas blancas. Se anunciaba la fiesta, mientras que un grupo de mimos vestidos de licra blanca y negra bailaba al ritmo del disco sound. Bailarinas con vestidos iluminados, peces gigantes, figuras de Star Wars, medusas, mariposas, bobinas gigantes, muñecos articulados iluminados en la fachada del Mercado Municipal, un desfile de modelos inspirados en la Roma Antigua y mucho más en una noche inolvidable en Loulé.

Para el alcalde de Loulé, Vítor Aleixo, la Noche Blanca cerró de la mejor forma un verano en el que el municipio de Loulé volvió a estar en la primera línea en cuanto a eventos realizados. “Esta iniciativa volvió a ser un enorme éxito, respondiendo de la mejor manera a las inmensas expectativas que el público tenía. Estoy convencido de que estos miles de personas se han quedado muy satisfechos con lo que han visto y con todo lo que pudieron experimentar y que hace de la Noche Blanca de Loulé un evento único en el contexto nacional”, subrayó el alcalde.

Vítor Aleixo subrayó la importante contribución de esta noche a la dinamización de la economía local, sobre todo en lo referente a espacios de restauración y cafés de la ciudad. “Hay que pensar también en nuestros comerciantes y empresarios del área de la restauración que hacemos un programa de animación de verano en las localidades del municipio que culmina esta noche. Con gran satisfacción, constatamos que, después de un verano muy concurrido y fuerte para toda la región, el comercio tuvo aquí otra oportunidad para generar importantes ingresos”, afirmó.

Por último, el responsable del Ayuntamiento de Loulé mandó un mensaje para la seguridad, un factor que cada vez se debe tener más en cuenta en la realización de eventos. “En una noche con la casa llena no se registró ningún incidente, lo que manifiesta también el trabajo de preparación llevado a cabo por las fuerzas de seguridad, en estrecha colaboración con la organización”, consideró Vítor Aleixo.

Categories: Actualidad

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*