Silves, candidata a ‘7 Maravillas a la Mesa’

Silves, candidata a ‘7 Maravillas a la Mesa’

Jabalí, una feijoada, cítricos y los vinos de la región constituyen el menú de la candidatura

‘Silves: De la sierra al mar’ es el nombre de la mesa con la que la autarquía silvense se postula como candidata al concurso ‘7 Maravillas a la Mesa’.

“La mesa presentada pretende materializar los productos, tradiciones y cultura gastronómicas locales del municipio de Silves”, explica Rosa Palma, alcaldesa de Silves. “Tenemos elementos alusivos al interior y otros al litoral, pues era nuestro deseo que las tres unidades geomorfológicas (Serra, Barrocal y litoral) aparecieran ‘sentadas a la mesa’”, concluye la alcaldesa y refuerza: “Además, Silves posee excelentes vinos, productos de una calidad que se rigen por la excelencia y que son el acompañamiento perfecto de cualquier buen plato. Tenemos, pues, las condiciones ideales para que Silves pueda ser una de las “7 maravillas” a la mesa”.

El énfasis especial lo tendrá el jabalí como elemento gastronómico más apreciado en la zona serrana del territorio, que suele acompañarse con vinos tintos producidos en el municipio, caracterizados por los aromas a frutos bien maduros y sabor aterciopelado y caliente. El jabalí, carne de sabor delicado y un poco exótico, acompañado por una fresca ensalada de rúcula, berro, menta y naranja, será el rey de esta mesa, donde también habrá una Feijoada de Buzinas, que une el apreciado molusco gastrópodo de delicado sabor marítimo al frijol cosechado y plantado en el interior del municipio. Se da así una imagen del sector más al sur del municipio, donde es posible degustar delicias marítimas, pero que congregan elementos del interior, permitiendo proporcionar una simbiosis armoniosa entre la frescura del litoral y la herencia cultural marcada por la influencia morisca, patente en el Castillo de Silves.

En la transición entre la sierra y el litoral, sobresale el barrocal donde es posible sentir el aroma a cítricos de Silves “Capital de la Naranja”, proporcionando una transición suave junto con los “vinos frescos”, que debido a los suelos arcillosos-calcáreos, proporcionan un néctar con mayor acidez y taninos más equilibrados. En esta mesa, también estará presente la Naranja de Silves, cultivada en el barrocal y que se beneficia de características edafo-climáticas únicas, que le confieren un paladar inigualable.

Para acompañar estos platos, se han elegido tres vinos, que permiten apreciar todos los matices de las propuestas presentadas: El Barranco Longo Rosé 2015, en el que predomina el aroma a frutos rojos teniendo una entrada cremosa en la boca y terminado con gran frescura. El Paxá Sauvignon blanc 2014, que presenta un color citrina, siendo robusto y suave, con algún cuerpo y gran capacidad de evolución. Y el Quinta do francês 2015, donde las viñas crecen en una variedad de suelos, produciendo uvas de alta calidad.

“Queremos que Silves pueda estar presente con sus productos que, sobre todo, son la marca de sus gentes y de su capacidad de trabajo y de creación: lo que comemos, nuestra gastronomía, es una muestra de nuestra sensibilidad, de nuestra mirada atenta a la naturaleza que nos rodea, es sinónimo de nuestra franqueza y capacidad de acogida y, sobre todo, de nuestra capacidad de disfrutar de todo lo que es verdaderamente bueno”, concluye Rosa Palma.

Categories: Actualidad

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*