Loulé “apaga” las luces para frenar el cambio climático

En un momento en que aumenta la concienciación para el cambio climático y para todos los problemas ambientales que se plantean al futuro de la Humanidad, el Municipio de Loulé vuelve a asociarse a la iniciativa Hora del Planeta, promovida internacionalmente por la organización global de conservación de la naturaleza World Wildlife Found (WWF)

Así, el 30 de marzo, de las 20h30 a las 21h30, el municipio se compromete a apagar las luces de varios edificios y espacios públicos del Municipio durante 60 minutos: Paços do Concelho, Edificio Engº Duarte Pacheco / Asamblea Municipal, Monumento Engº Duarte Pacheco , Loulé Mercado Municipal, Cine-Teatro Louletano, la pared del castillo Loulé (Loulé), Centro municipal de Quarteira y edificios parroquiales conjunta de San Sebastián, San Clemente, Quarteira, Salir, Querença, Tor, y Benafim Boliqueime.

Por otro lado, el Municipio se compromete a apagar el standby de todos los equipos eléctricos existentes en el Municipio después del horario laboral, adquirir vehículos eléctricos y puntos de carga de vehículos eléctricos y sustituir lámparas incandescentes por economizadoras o por Led.

Es, pues, en este contexto de preocupación, de cambio comportamental y de adaptación a los impactos del cambio del clima, que el Ayuntamiento de Loulé vuelve a adherirse a la Hora del Planeta, iniciativa que a pesar de ser simbólica, es la mayor acción del género a la a escala mundial, que comienza en Australia y recorre todo el globo terrestre.

En 2019, la Hora del Planeta pretende volver a aprovechar el poder de sus millones de adeptos en todo el mundo para cambiar el rumbo del cambio climático, que son hoy una realidad y preocupación asumidas, siendo consideradas como una de las mayores amenazas ambientales, sociales, económicas y hasta de salud que nuestro Planeta se enfrenta, con la cada vez más frecuente ocurrencia de eventos climáticos extremos.

La Hora del Planeta es una iniciativa global promovida por World Wildlife Found (WWF) que comenzó en 2007 en Sydney (Australia), cuando 2,2 millones de personas y más de 2.000 empresas apagaron las luces por una hora en una toma de posición contra el cambio climático. Un año después la Hora del Planeta se ha convertido en un movimiento de sostenibilidad global con más de 50 millones de personas en 135 países que muestran su apoyo a esta causa al apagar simbólicamente sus luces.

Marcos globales, como el Sydney Harbour Bridge, la Torre CN, en Toronto; el Puente Golden Gate, en San Francisco; el Coliseo de Roma, entre muchos otros, quedaron a oscuras como símbolos de esperanza por una causa que se hacía más urgente cada hora y en cualquier parte del mundo. En este seguimiento, de año en año, la Hora del Planeta, como una de las primeras campañas sobre el cambio climático, gana nuevos aliados, habiendo crecido a partir de un evento simbólico en una única ciudad para el mayor movimiento del mundo en defensa del ambiente.

El municipio apela a todos los municipios que participan en esta iniciativa y contribuyen también a cambiar el rumbo del cambio climático, apagando las luces durante 60 minutos en este día.

Categories: Actualidad, Loulé

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*